Abanca, ¿es ético lo que hace NCG Banco con los medios?

Por un desliz inoportuno, una luz oportunísima, y el calor que tenía el vinilo, ayer conseguí la exclusiva del nombre que a partir del viernes tendrá NCG Banco, esto es, ABANCA.

Lejos de opinar sobre el nombre o el logotipo, que mi opinión tengo, evidentemente, quiero reflexionar sobre el pacto de silencio.

20140622-123316-45196885.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El señor Escotet, al más puro estilo sudamericano, ha impuesto la omertá entre los empleados. La mínima filtración sobre el nuevo nombre podría tener consecuencias gravísimas. Ni una sóla de las varias personas que conozco en la entidad me dieron ni siquiera una pista. El silencio absoluto al hablar del tema. Omertá.

Lo mismo con la prensa. El próximo viernes, toda la prensa gallega, excepto, creo, un medio, saldrá a modo de sábana, esto es, ocupando portada y contraportada, con el nuevo logotipo, por otra parte ya avanzado en este blog, y ayer en mis perfiles de RRSS, y recogido oportunamente por el digital Vigoalminuto.com, pero para ello, también han puesto el silencio. Hoy, después de la reunión de ayer en Coruña, en la que se habló del nuevo nombre, ningún medio escrito convencional se ha atrevido a publicar el nombre.

Imprenta, rótulos,… Nadie puede hablar. Nadie dice nada. El contrato les sella la boca. ¿Es ético callar algo cuándo es noticia? A mí, desde luego, me parece noticia el nuevo nombre, y me parece antiético y rozando muchas cosas ilegales, esta imposición de la omertá, sobre todo en lo que a prensa se refiere, claro. Y a mí, con dinero, no se me calla.

Jorge Alonso
Periodista
Doctorando en Ciencias de la Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s