Bernardo Alfageme: O gala o luto, pero no ambos

El “Bernardo Alfageme”, barco sito en una rotonda de Vigo, ya nació mal en dicha localización. En su momento hubo movilizaciones en contra de esa ubicación. Tanto el lugar como el coste de situarlo allí pareció disparatado entre la sociedad viguesa.

El Bernardo Alfageme engalanado y enlutado al mismo tiempo.

Desde hace unos meses, coincidiendo con las festividades navideñas, el alcalde vigués optó por engalanar el barco y para ello, como mandan las tradiciones marineras, enarbolaron de popa a proa las banderas del CIS (Código Internacional de Señales Marítimas), que no dejan de ser las banderas de letras y numerales que se usan en la mar para comunicarse entre barcos.

Meses después, a raíz del hundimiento del “Villa de Pitanxo” en aguas de Terranova, el alcalde decidió poner un gran lazo negro en una sábana en las amuras del barco, como señal de luto por las 21 muertes en dicho hundimiento.

El caso es que a día de hoy conviven en dicha embarcación ambas señales: luto y fiesta.

Hace apenas dos meses que se publicó el nuevo “Ceremonial marítimo. Tradiciones, usos y costumbres de la Armada”, que amplía y sustituye al que estaba vigente hasta ese momento. En dicho Ceremonial nos hablan del engalanado general. Se refiere precisamente a esas banderas del CIS que se izan con motivo de las festividades como el Carmen, la Fiesta Nacional, Pascua Militar, y otras que se ordenen, y nos explica cómo y cuándo deben colocarse.

Portada del recientemente publicado por el Cuartel General de la Armada “Ceremonial marítimo”.

En el caso que nos toca, pues bueno, es un barco en tierra, ni siquiera en puerto, como tema decorativo, si me apuran, y que esté engalanado todo el año, aunque contraviene las tradiciones, usos y costumbres de dichos engalanados lo podemos dar por pasable. No deja de ser un elemento decorativo más.

En dicho Ceremonial también nos habla del luto, refiriéndose al mismo solo con las banderas a media asta a bordo en los días de luto nacional, fechas concretas, días señalados, e incluso en caso de que haya un cadáver a bordo, recordando que la bandera debe estar izada a media asta todo el día, sin arriarse por la noche y, por consiguiente, sin ceremonia de izado de bandera.

Bien, volvamos al inicio. Nuestro barco tiene al mismo tiempo izadas las banderas de gala, y dos grandes sábanas expresando luto. A todas luces es incompatible, incluso incongruente.

Pero voy más allá. Vigo es una ciudad de histórica relación con la mar y con las costumbres marineras. Pero es que además nuestro alcalde, Abel Caballero, tiene los cinco años de la carrera de Marina Civil o Marina Mercante. No llegó a ser capitán porque no hizo las horas necesarias para ello, pero la carrera sí la tiene. Y por ello no se entiende que teniendo estudios de Marina, sabiendo cómo sabe que las tradiciones en la mar son sagradas, no haya reparado en dicha incongruencia protocolaria.

Mal empezó, mal siguió, y mal continúa la historia de este barco. No estaría de más, ahora que el vapor aljibe “Hidria II” va a ser amarrado en los pantalanes de Porto Cultura para poder ser visitado por la ciudadanía y ver cómo funcionaban dichas embarcaciones surtiendo de agua a otros barcos, el Alfageme fuese botado de nuevo al mar, con la maquinaria en su sitio, que aún sigue guardada en el astillero Cardama, y pueda ser visitado también por los ciudadanos en vez de estar en una rotonda en la que ni por historia, ni por estilo y ni mucho por menos por tradición le corresponde estar…

Jorge C. Alonso – Periodista y protocolista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s