Algo se hunde

derrumbe_577536Cuando yo tenía 4 añitos, un enorme tipo medio alemán, medio canario, llamado Gerardo Steudel, me colocó un pequeño delfín plástico en el traje de baño, identificándome como alumno de natación de primer curso, y me lanzó directamente al agua. Meses después, ya nadaba sólo, sin necesidad de monitor. Era mi primer contacto con la Institución.

Años después, la bibliotecaria ya me conocía por ir allí a estudiar algunas tardes y por llevarme libros a casa para leer. La experiencia con la Institución crecía.

Los sábados por las tardes quedábamos en la primera planta para tomar nuestras primeras cervezas. Primeras no, primerizas. Nos estrenábamos allí en esos temas.

Tiempo después, me uní a un incipiente grupo de amigos, entre los que destacó Germán Cruces, porque aquel grupo de aficionados se convirtió para él en una salida profesional. Me refiero al grupo de fotografía. Hoy Germán ejerce como tal. Y yo, además de aprender todo lo que se sobre ese arte, conseguí aprender a revelar fotos y ampliarlas en casa. Mis primeros dineros fueron para comprarme un laboratorio B/N.

A los 16 años la modista de mi madre me hizo un smoking a medida. Era mi primera pajarita y mi «puesta de largo». La noche de fin de año, tras cenar en casa, nos estrenamos varios amigos en nuestra primera noche de fin de año fuera de casa. Con smoking y copas.

Grandes fueron también los fines de semana en  los que Calviño, los Cigarranes, los Viejo, Víctor Mariño, etc. etc. disfrutamos de las regatas de vela ligera primero y de crucero después. Incluso llegué a ser juez de varias regatas de «los sábados», dando las salidas desde la Maruxa y las llegadas desde el viejo edificio de vela ligera.

Ya han pasado muchos años, y la Institución se deshace. No sólo físicamente, que también. La cúpula central del club hace meses se vino abajo. Fue algo premonitorio. Ahora, las actuaciones de algunas juntas directivas y la falta de capacidad de la actual, hacen que el Club se hunda, literalmente.

El Concurso de Acreedores está a la vuelta de unos días. ¿Será el principio del fin? Espero que no. Espero que el Juez que designe al Administrador Concursal, lo haga sobre alguien que de verdad sepa lo que es la gestión y tenga la capacidad de no dejar morir el Real Club Náutico de Vigo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s